Un edificio de cuatro plantas situado en la calle de García Montes de Requena (Valencia) quedó ayer sin fachada y con el último piso desplomado sobre la planta baja. Una explosión de gas ciudad sorprendió al mediodía a los vecinos, algunos de los cuales no se creían que hubieran salido con vida después de ver el estado en que quedaron sus viviendas.

Ocho personas resultaron heridas, aunque sólo cuatro tuvieron que ser hospitalizadas. Una mujer de 27 años fue trasladada en helicóptero medicalizado a Valencia, a causa de la gravedad de sus heridas. Los otros tres heridos, que permanecen ingresados en el hospital de Requena, son dos hombres de 29 y 49 años y una mujer de 28, todos ellos con heridas de carácter leve.

La calle se llenó de cascotes, que afectaron a tres coches aparcados. Algunos vecinos pudieron salir por su propio pie, pero hubo que esperar a los bomberos para sacar a los heridos más graves y a una mujer que quedó atrapada en el ascensor.

RECIENTE CONSTRUCCION La alcaldesa de Requena, Emma Iranzo, fue la primera en transmitir tranquilidad al afirmar que se trató de "un susto". El inmueble era de reciente construcción y algunas viviendas aún no estaban ocupadas.

El ayuntamiento decidió trasladar a los vecinos de las fincas colindantes a la siniestrada a otros lugares para evitar que puedan sufrir daños a causa de algún desprendimiento, informaron fuentes de la Diputación de Valencia. Se trata de una medida preventiva, adoptada en una reunión a la que asistieron representantes y técnicos municipales, responsables de la Guardia Civil y del Consorcio Provincial de Bomberos, y el arquitecto del edificio siniestrado.

El consistorio habilitó distintos lugares para que los vecinos pasasen la noche, aunque muchos de ellos acudieron a casas de familiares. Asimismo, se decidió poner vigilancia en la finca siniestrada para evitar robos. El presidente de la Diputación de Valencia, Fernando Giner, ofreció al ayuntamiento ayuda técnica y humana para paliar los daños.

La explosión se atribuye a un escape de gas ciudad, aunque se ha abierto una investigación para esclarecer el origen del suceso.