LA POLICIA ha desmantelado en Madrid una organización de narcotraficantes que blanqueó unos 30 millones de euros (5.000 millones de pesetas) procedentes de la droga. La red, dirigida por dos hermanos españoles, utilizaba un avión propio para volar a América Latina y trasladar dinero sin necesidad de utilizar hombres-correo .