LOS AGENTES detuvieron a dos personas, una de ellas, un menor, pero otras dos lograron huir con el botín: seis pistolas y cinco subfusiles. Los hechos ocurrieron ayer tarde en el antiguo cuartel de la Benemérita en el barrio de Sant Cosme de El Prat de Llobregat. El edificio está deshabitado y en él que se mantiene una dotación de vigilancia hasta que sea derruido. Los ladrones forzaron el armero del cuartel tras entrar en él esquivando a los guardias.