El Gobierno prepara una nueva ofensiva contra la alarmante extensión del consumo de alcohol entre los menores. El Consejo de Ministros dio ayer el visto bueno inicial a un anteproyecto de ley que prohíbe el botellón, la publicidad de licores en teles y radios en horario infantil, limita los horarios de venta al público y eleva las sanciones hasta un máximo de 600.000 euros. Una vez supere la tramitación parlamentaria, la nueva norma podría entrar en vigor la primavera del año próximo.

Hasta ahora solo estaba prohibido anunciar en radio y televisión bebidas de más de 20 grados, pero la nueva norma extenderá el veto a cualquier bebida alcohólica, sea cual sea su graduación, entre las seis de la mañana y las diez de la noche, lo que se considera el horario infantil.

PROHIBICIÓN En la prensa escrita, el veto será total en las publicaciones juveniles. En periódicos y revistas, los anuncios deberán limitarse a páginas de lectura no habitual por menores. No podrán insertarse en la portada, la contraportada, en las secciones de deportes ni en los pasatiempos. También se prohibirá el uso de argumentos, símbolos y mensajes que inciten al consumo, así como el empleo en los anuncios de menores y deportistas o personajes de relevancia pública vinculados con ellos. Tampoco se podrá asociar el consumo con mejoras de rendimiento, éxito en el terreno social, profesional o sexual, propiedades terapéuticas, sedantes o estimulantes. La práctica del deporte, la conducción de vehículos o la asistencia a espectáculos deportivos tampoco se podrán relacionar con los espots. A modo de ejemplo, según fuentes del Ministerio de Sanidad, el patrocinio de la selección española en el mundial de baloncesto por parte de una marca de cerveza ya no sería posible.

El botellón quedará taxativamente vetado, pero solo para los menores. "No se trata de una ley de orden público, que ya hay muchas, sino de salud pública", precisó la ministra Elena Salgado. La norma prohibirá el consumo de alcohol por menores "en las vías y zonas públicas". La sanción recaerá en los padres o tutores y podría llegar hasta los 600 euros, pero en caso de reincidencia podría alcanzar incluso los 10.000.

Las tiendas o gasolineras que expidan alcohol deberán disponer de una licencia específica y no podrán vender este producto entre las diez de la noche y las ocho de la mañana. La edad mínima para comprar alcohol queda fijada en los 18 años.