Santander. -- Un matrimonio fue detenido el pasado día 19 como presuntos autores de un delito de malos tratos continuados a su hija de 5 años, que está ingresada en la Residencia Cantabria con hematomas y heridas múltiples. Los detenidos --Fernando F.G., español, de 32 años, y Olena M., ucraniana, de 28 años-- reconocieron haberle pegado con la mano, una correa y una zapatilla por haber salido de casa sin permiso, y dijeron que lo habían hecho ya en otras ocasiones.A las ocho de la noche horas del día 19, agentes del Servicio de Atención a la Familia (SAF), se personaron en la residencia a petición de los servicios sociales del Gobierno de Cantabria, porque iban a retirar a dos menores, de 5 y 2 años, la custodia de sus padres por malos tratos. Cuando los agentes del SAF supieron que la niña de cinco años estaba ingresada en el hospital y que sufre hematomas por todo el cuerpo inflamado y heridas múltiples, además de tener cicatrices antiguas, detuvieron a la pareja. No se quejabaLos padres declararon que el día 16 por la tarde dejaron castigada a la niña en casa, por no hacer las tareas, mientras ellos fueron a la compra. Cuando volvieron, encontraron a la niña jugando con unos niños con los que los padres no querían que estuviera. En ese momento el padre le pegó con la mano y ya en casa, ambos continuaron pegándole con la mano, con una zapatilla y a correazos. También declararon que en otras ocasiones la habían pegado con la correa, aunque con menos intensidad que ésta vez, y que no la llevaron al médico porque la niña no se quejaba. Además, manifestaron que en los dos días siguientes no acudió al colegio, porque pensaban ir de viaje a Valladolid, aunque finalmente no realizaron el viaje. Los detenidos carecían de antecedentes y pasaron a disposición judicial.