La Iglesia católica recibirá 12,5 millones de euros mensuales de las partidas destinadas a pagos a cuenta en el 2007, según aparece en el proyecto de ley de presupuestos generales del Estado, presentado ayer por el ministro de Economía, Pedro Solbes. Supone casi un 4% más que en el ejercicio del 2006.

La liquidación definitiva se producirá en abril del 2009, pero tras el reciente acuerdo que eleva el porcentaje del 0,5% del IRPF al 0,7%, el Gobierno y la Iglesia harán una liquidación provisional de la asignación correspondiente al 2007.