LA MINISTRA de Educación, Mercedes Cabrera, aseguró ayer que "habrá que llegar a acuerdos con la Conferencia Episcopal Española (CEE)" en futuras reuniones sobre la enseñanza de la Religión, pero precisó que esta materia "nunca será computable" o tendrá efectos académicos a la hora de obtener becas o en el acceso a la universidad. A. M. Y.