Coca-Cola pretende revolucionar el mercado de EEUU el mes de noviembre con el lanzamiento en la costa oeste de una bebida carbónica y con cafeína, como su producto tradicional, pero que contiene un antioxidante presente en el té verde, el EGCC, que ayudaría al metabolismo a quemar calorías. La salida al mercado del producto, que pretende aumentar la cuota de mercado que ya suman las bebidas sin calorías, se hará de forma paulatina. En enero llegará a la costa este, y no hay fecha para el lanzamiento en el resto del mundo.

La bebida, desarrollada junto con la multinacional de la alimentación Nestlé, se pondrá a la venta con la marca Enviga. Para eliminar dudas sobre la efectividad de su producto, la compañía ha presentado estudios del centro de investigación de Nestlé y de la Universidad de Lausana que corroboran sus propiedades. Según estos datos, el consumo de tres latas de 300 mililitros haría que un individuo sin sobrepeso quemase entre 60 y 100 calorías.

El diario The Wall Street Journal informó ayer del lanzamiento y de las dudas que ha levantado la bebida entre los especialistas en nutrición. Estos, además de destacar que los estudios han analizado los efectos en personas jóvenes sin sobrepeso, pero no en las que padecen obesidad, se preguntan si merece la pena tomar casi un litro de líquido, con un precio de venta en total de algo más de tres euros, para quemar las mismas calorías que se perderían andando durante un cuarto de hora.

"NO MERECE LA PENA" Según ha declarado el nutricionista Chris Rosenbloom al diario económico, "es tan fácil eliminar 100 calorías de la dieta de una persona que no merece la pena el esfuerzo y el gasto de las tres latas". Según sus cálculos, habría que tomar 2,6 latas para quemar las calorías ingeridas con una galleta Oreo, 7,3 latas para compensar la ingestión de una cola con azúcar, o incluso 28 latas para quemar una hamburguesa.