Inaugurado en 1992 como Euro Disney y rebautizado en 1994 como Disneyland París, el parque ubicado en Marne-La-Vallée ha estado siempre en números rojos pese a que desde 1996 recibe algo más de 12 millones de visitantes anuales. Solo en el primer semestre de este año, las pérdidas del recinto ascienden a 101 millones de euros, frente al déficit de 29 millones de euros que se registró en el mismo periodo del 2005.