El diario italiano Corriere della Sera publicó en su edición on-line el testimonio de varios maquinistas del metro de Roma que aseguraron que los nuevos trenes, fabricados por la empresa española CAF, "son menos seguros que los antiguos", y hablaron de problemas con los frenos. Además, explicaron que eso se agrava a causa de una red "vieja con averías casi diarias" y el exceso de horas de trabajo.