La famosa pintura El sueño, de Pablo Picasso, se ha convertido en la pesadilla del magnate de Las Vegas Steve Wynn, que accidentalmente dio un codazo e hizo un agujero en el lienzo de la valiosísima obra, que acababa de vender por 110 millones de euros. El percance se produjo la semana pasada cuando el potentado mostraba por última vez el cuadro a un grupo de amigos. La directora y guionista de cine estadounidense Nora Ephron, que fue testigo del incidente y lo contó a principios de semana en su blog, dijo que Wynn, de 64 años, les estaba explicando detalles del cuadro, como el pene que forma parte de la cabeza de la amante del pintor, Marie-Thérèse Walter, cuando hizo el movimiento que causó los daños. "En ese momento, su codo chocó al retroceder y golpeó justo en el lienzo", escribió Ephron, que resaltó que Wynn tiene retinitis pigmentosa, una enfermedad que daña la visión periférica. "Le dio en el medio [...]. Era un agujero negro del tamaño de un dólar de plata. 'Oh, mierda', dijo él. 'Miren lo que he hecho. Gracias a Dios fui yo", relató Ephron, guionista entre otras películas de Cuando Harry encontró a Sally y Tienes un e-mail. Amante del pintorEl cuadro de Picasso El sueño, fechado en 1932, representa un retrato de la amante del pintor Marie-Thérèse Walter. Steve Wynn había comprado la tela en 1997 por unos 40 millones de euros.La oficina de Wynn ha confirmado los hechos después de que esta semana la revista The New Yorker se hiciera eco del percance. El magnate ha decidido anular la venta de la obra para repararla.