La Policía y la Guardia Civil tendrán en breve un nuevo programa informático que les permitirá luchar más eficazmente contra la pornografía infantil. El Ministerio del Interior, Microsoft y la Fundación Martín Escudero presentaron ayer en Madrid el acuerdo para implantar el programa Child Explotation Tracking System (CETS), que ya utilizan las fuerzas de seguridad de Canadá e Indonesia y al que también se adherirán Italia, Francia y Gran Bretaña. Este software permite saber qué otro cuerpo policial investiga una determinada red e intercambiar información sobre sus pesquisas.

El CETS, que requerirá un periodo de nueve meses hasta que se pueda utilizar a pleno rendimiento, servirá para completar los servicios actuales de gestión de registros, sistemas de almacenamiento de imágenes y programas analíticos que utilizan la Policía y la Guardia Civil cuando detectan alguna actividad relacionada con la pornografía infantil.

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, explicó que, según la Interpol, la mitad de los delitos en internet están relacionados con la pornografía infantil, y se estima que unos 50.000 menores han sido objeto de abusos en el mundo. Rubalcaba admitió que el programa ha tenido "coste cero" para Interior, y que ha sido la fundación Alfonso Martín Escudero, que trabaja contra la exclusión social de los jóvenes, la que ha puesto 300.000 euros, la mitad del coste, según Microsoft.