Un grupo de 70 inmigrantes subsaharianos intentaron ayer saltar la valla de la frontera que separa la ciudad autónoma de Melilla del país alahuí. Un gran despliegue de la policía marroquí y de la Guardia Civil frustró la tentativa, sin que hubiese heridos, según informó la delegación del Gobierno en la ciudad autónoma.

El intento se produjo en torno a las 5.30 horas de la madrugada, cuando el grupo de inmigrantes se aproximó desde suelo marroquí al tramo de valla correspondiente al sector A-13, donde la valla no ha sido aún elevada. Sin embargo, aunque los subsaharianos se acercaron al perímetro fronterizo no llegaron hasta la valla, y huyeron de regreso al territorio marroquí, donde la gendarmería de este país detuvo a varios de ellos.

El último intento de un grupo de inmigrantes de saltar esta valla se produjo el pasado 2 de octubre, cuando unas 40 personas intentaron salvar el obstáculo. De ellos, cinco resultaron heridos al saltar el hilado.