Dos abusos sexuales y un intento de robo en una vivienda. El presunto autor del apuñalamiento de una quiosquera de Córdoba el pasado lunes había cometido otros tres delitos ese día, cuando fue detenido tras la denuncia de una víctima. Según la Policía, el agresor, en estado ebrio, mató a la anciana de 87 años para robarle la recaudación "y seguir bebiendo", aunque se llevó poco más de 10 euros.

El comisario Federico Cabello explicó ayer que Pedro M.P., de 27 años, confesó su autoría 48 horas después de ser detenido, tras ser denunciado por presuntos abusos sexuales a una joven. Al hombre se le intervino en ese momento un cuchillo que podría coincidir con el usado en el asesinato de Juana Victoria D.D., que recibió 33 puñaladas.