Las Palmas de Gran Canaria Los ocupantes de una patera en la que viajaban 29 inmigrantes subsaharianos fueron conducidos ayer a tierra, en la isla de Fuerteventura, por un equipo de Salvamento Marítimo, excepto uno de ellos que tuvo que ser evacuado en un helicóptero desde alta mar hasta un centro hospitalario por tener una herida en un pie. Dicho inmigrante se dañó el empeine al darse un golpe contra la hélice de la embarcación justo al comenzar la travesía. La patera fue interceptada a siete millas del Faro de la Entallada.