EN LA MAYOR PARTE DE LOS PAÍSES INDUSTRIALIZADOS SE HA IMPLANTADO LA MEDIDA O SE ESTÁ DEBATIENDO

Países nórdicos En todos es obligatorio el uso de luces por el día desde fechas muy tempranas. Suecia fue, en 1977, el pionero. No es de extrañar. Es el país donde nació como objetivo lograr cero muertos en carretera. Sus pasos fueron seguidos más tarde por Dinamarca (1990), Finlandia (1997) y Noruega (1998).

Centroeuropa Alemania descartó en el 2003 la obligatoriedad por el aumento del gasto en combustible que comporta la medida, aunque el Gobierno lo recomienda como precaución voluntaria. Austria se sumó en el 2005 a los que obligan a encender la luz pese a la oposición de los clubs de automovilistas. La República Checa lo aprobó en el 2005 solo para los meses invernales. En Hungría se exige desde 1994, pero solo en las vías rurales. En los Países Bajos se prepara una normativa para hacerlo obligatorio en los coches nuevos. En Suiza es voluntario.

Mediterráneos Israel (1996) e Italia (2002) son los dos únicos países mediterráneos donde se ha implantado y en ambos ha cosechado buenos resultados. En Israel se aplica solo en invierno y en Italia, en las autovías y carreteras de doble sentido de gran circulación. En el país transalpino, incumplirlo resta dos puntos del carnet. En Francia está en fase de pruebas.

Anglosajones Mientras en el Reino Unido la medida está en estudio, en Estados Unidos es voluntaria. Canadá lo implantó en 1989.