EL TRIBUNAL SUPERIOR Justicia de Cataluña (TSJC) ha condenado a la Consejería de Salud a indemnizar con 160.927 euros (unos 26,7 millones de pesetas) a un paciente que quedó en coma después de que fuera sometido indebidamente a radioterapia para tratar un tumor cerebral, cuando en cambio lo apropiado hubiera sido extirparlo. M. M.