UNA PAREJA de Valencia ha sido concenada a 11 años de prisión por abusar sexualmente de la hija de la mujer todos los días durante más de 7 años. La joven padece un retraso mental leve, del cual se aprovechó la pareja para decirle cuando tenía 10 años, que sus problemas escolares se podían corregir con "una terapia de penetraciones rituales", y que "alcanzaría la curación cuando lograse el placer sexual con su práctica".