EL PSOE se mostró ayer partidario de negociar la ampliación del futuro permiso que disfrutarán los padres independientemente del de sus esposas tras el nacimiento de un hijo. La ley de igualdad --ante la que ERC presentó ayer en el Congreso una enmienda a la totalidad-- recoge diez días, aunque los sindicatos piden cuatro semanas. El PSOE no adelantó hasta cuántos días estaría dispuesto a aumentar.