LA TÉCNICA ES MUY COMPLEJA Y LOS CIENTÍFICOS NO DAN SIEMPRE GARANTÍA DE ÉXITO

Las enfermedades Solo es aplicable a enfermedades oncológicas como leucemias hematológicas, producidas por inmunodeficiencias y errores congénitos del metabolismo. Pero es la única salida que tienen muchos padres de curar enfermedades de sus hijos.

El primer paso Tras un estudio genético de los progenitores, se determina si la enfermedad es heredada y se identifica la mutación que la desencadena con el objetivo de descartar que esté presente en el embrión destinado a salvar a su futuro hermano, lo que puede extenderse varios meses.

La selección Una vez identificada la alteración, se realiza la fecundación in vitro de óvulos de la madre con el semen del progenitor. Al tercer día se analizan los embriones para determinar los elegidos, libres de la enfermedad y compatibles con el hermano que recibirá el trasplante, lo que no siempre sucede. Los que cumplen estas condiciones se transfieren al útero para el embarazo.

El trasplante