No importa el color político o el tinte religioso de los gobiernos de turno. Reporteros sin Fronteras (RSF) siempre denuncia las agresiones a la libertad de prensa. Su combate --según el acta del jurado del Cuarto Premio Antonio Asensio de Periodismo-- es "irrenunciable y constante en favor de los periodistas que sufren por el hecho de querer ser libres para trabajar".

"En estos comienzos de milenio --prosigue el acta-- se han multiplicado los focos de conflicto y de violentas guerras locales donde encarcelar o matar a un periodista significa eliminar a un testigo esencial, de lo que se deriva una amenaza contra el derecho de todos a la información".

El jurado, que tomó su decisión por unanimidad el pasado 12 de septiembre, destacó la consagración del día internacional de la libertad prensa, que se celebra el 3 de mayo de cada año a instancias de RSF. "Con este motivo --concluyó-- la organización publica un informe que es una verdadera y dramática radiografía del estado de la libertad de expresión en más de 150 países".