EL TRIBUNAL de Justicia de la Unión Europea ha fallado en contra de que la legislación española exima a la práctica totalidad de las bibliotecas públicas, de entidades sin ánimo de lucro, del pago del canon de derechos de autor por el préstamo de los libros, discos o películas.