LOS MINISTROS de Interior de España, Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Polonia acordaron ayer impulsar el control de la inmigración hacia Europa con medidas como la mejora del sistema de repatriaciones. También se aumentará el control fronterizo.