El temporal de lluvias que afecta a la península desde hace varios días se ayer otra víctima mortal, esta vez en la localidad malagueña de Marbella, donde una mujer de cuarenta años falleció al quedar atrapada bajo el muro de una vivienda que se desplomó a causa de las precipitaciones.

El suceso se produjo poco antes de las tres de la madrugada en la vivienda adosada número 25 de la urbanización Los Naranjos, en la zona de Nueva Andalucía. La mujer, S.F., de nacionalidad rusa, salió al exterior de su vivienda para achicar agua y quedó atrapada al caerle un muro de una altura de 1,5 a 2 metros, sin que los sanitarios pudieran hacer nada por salvarle la vida.

También en Andalucía, en la sierra de Huelva, se reanudó ayer la búsqueda de una mujer desaparecida desde el pasado lunes, cuando el vehículo en el que se desplazaba fue arrastrado por la lluvia, un suceso en el que falleció otra mujer, Christina Von Opel, de 55 años de edad y nacionalidad suiza.

En buena parte del país, las administraciones han comenzado a evaluar los daños y a encauzar ayudas económicas para los damnificados por las riadas. En Galicia, por ejemplo, la Xunta ha aprobado ayudas por un importe de diez millones de euros para los afectados.