La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, ha propuesto al Consejo Nacional del Agua que en la reforma de la ley de aguas se establezcan unas recomendaciones de consumo de agua en torno a un máximo de 60 litros por persona y día, y que a partir de esa cantidad se pueda penalizar el consumo excesivo con el objetivo de fomentar el ahorro y el uso eficiente del agua. Narbona ha explicado antes de presidir el consejo que en la reforma de la ley se prevé introducir "una propuesta de modificación con la cual se reconoce el derecho de todos los ciudadanos a unos mínimos de abastecimiento de agua potable, que se plantea que sea de un mínimo de 60 litros por habitante y día. Asimismo ha dicho que las tarifas deberían "desincentivar el consumo excesivo de agua potable". "Hay ya ayuntamientos que tienen tarifas que incentivan el uso responsable del agua," ha afirmado la ministra, que ha reclamado que esa medida se extienda a todos los ayuntamientos. A ello, ha dicho, "ayudará la entrada en vigor del código técnico de la edificación que ya prevé que en toda nueva edificación se establezcan medidas que permitan un uso más eficiente del agua en las edificaciones."Recuperación de costes Asimismo, en la reforma de la ley de aguas prevista por el Gobierno se incorporará también el principio de recuperación de costes a que obliga la ley marco de aguas. En el 2001 el decreto que reformó la ley de aguas de 1985 incluyó este principio, pero no se estableció una fecha para garantizarlo, que de acuerdo con la directiva debe ser "a más tardar en el 2010". En la ley de aguas ya se recoge desde el 2005 que para aplicar el principio de recuperación de costes "la Administración con competencias en materia de suministro de agua establecerá las estructuras tarifarias por tramos de consumo, con la finalidad de atender las necesidades básicas a un precio asequible y desincentivar los consumos excesivos". Conferencia sectorialPor otra parte, el Ministerio quiere reformar la composición del Consejo Nacional del Agua y que sea sólo un órgano consultivo con organizaciones sociales, y no se incluya a representantes de las Administraciones. Asimismo, el ministerio prevé crear la conferencia sectorial del agua, en la que sí estarían las Administraciones. El Consejo Nacional del Agua se volverá a reunir en un mes o mes y medio para seguir debatiendo la reforma de la ley de aguas, según la ministra.