Greenpeace realizó ayer en Madrid un pase del documental de Al Gore. Antes de proyectar la película, la responsable de la campaña de cambio climático y energía de la organización ecologista, Raquel Montón, hizo cuatro demandas a los gobiernos de todo el mundo: "Compromiso con Kioto, fomento de las energías renovables, coherencia científica y justicia con los países en desarrollo".

El director de Greenpeace, Juan López de Uralde, insistió al Gobierno español en la necesidad de que en el plan de asignaciones de CO2 le den "cero derechos" a las eléctricas.

Tras exponer sus reclamaciones, los responsables de la organización ecologista se refirieron a la película de Al Gore y subrayaron que lo único que no se muestra es el final. "Nos gustaría que fuera feliz. Y eso es algo que está en manos de todos", recordó Montón.