Barakaldo El elevado número de aspirantes a las oposiciones al Servicio Vasco de Salud provocó ayer el colapso de los accesos a la Feria de Muestras de Bilbao, donde tenían lugar las pruebas. 70.471 opositores que aspiran a 2.600 plazas se examinarán entre ayer y el viernes. De ellos, más de 44.000 se concentraron ayer. Además de las dificultades para llegar a tiempo el examen, los opositores a celadores tuvieron que soportar las interrupciones de 35 miembros del colectivo Euskal Herrian Euskaraz (Euskal Herria en euskera) que exigir más plazas con exigencia de conocimiento del euskera. EFE