EL CONDUCTOR, de 38 años y origen ucraniano, conducía "dando bandazos", según las declaraciones facilitadas por la policía. Iba por la autopista A-8, Bilbao-Behobia, con una tasa de alcohol nueve veces superior a la permitida. El Gobierno vasco informó de que el camionero puso en grave peligro la seguridad de otros conductores.