MÁS DE 2.500 PERSONAS participaron ayer en la bahía de Dublín en la última performance del artista estadounidense Spencer Tunick, famoso internacionalmente por reunir a multitudes desnudas en emplazamientos emblemáticos.