Los aragoneses son los españoles que se consideran más infelices en su trabajo, según un estudio de la empresa de contratación temporal Adecco, en el que los canarios, murcianos y extremeños aparecen como los más felices.

Según el estudio, en el que se han entrevistado a 1.800 trabajadores, los canarios, el 86,7%; murcianos, el 85%; extremeños, el 84,6; vascos, el 83,5; los catalanes, el 82,9; y los asturianos, el 81,6, son los que se consideran más felices en su profesión.

Por el contrario, los de Aragón (77,8%), Galicia (78,1%), Islas Baleares (78,4%), Castilla y León (79,4), Comunidad Valenciana (79,5), Madrid (79,7) y Andalucía (79,9) son los que presentan porcentajes de felicidad más bajos.

Artistas, investigadores, educadores y financieros son los profesionales que se declaran ser más felices en su trabajo, mientras que los españoles consideran que los más felices deben de ser los artistas, futbolistas, deportistas en general y funcionarios.

Según el estudio, la mayoría de los españoles, 8 de cada 10, aseguran que son felices en su profesión y son las personas de clase social alta y con mayores ingresos en el hogar las que, en mayor medida, confiesan sentir esta sensación en su trabajo.

Así lo refleja un 85,2% de los encuestados de clase social alta, frente a un 76,8% de clase baja, y un 87,7% de los encuestados que ingresan más de 3.000 euros mensuales, frente al 78,8% que ganan menos de 1.800 euros.

Factores como el sexo, la edad o el nivel de estudios no reflejan diferencias estadísticamente representativas, aunque sí podrían insinuar que los profesionales con un nivel de estudios superior y mayores de 45 años presentan niveles de felicidad ligeramente más altos que otros.

El 27,45% de los encuestados opinan que para ser feliz en el trabajo la clave es tener un sueldo mejor, seguido de un 20,08% que opinan que lo que se necesita para ser feliz en el trabajo es disfrutar, que te reconozcan y realizarse personalmente.

Para el 13,64%, la felicidad profesional se produce cuanto tienes mejor jornada de trabajo, más flexibilidad o más tiempo libre.

Son los hombres en mayor medida que las mujeres quienes piensan que para ser feliz en el trabajo es necesario tener un buen sueldo.

Por su parte, las personas de clase social alta y con mayores ingresos en mayor medida aseguran que para ser feliz hay que mejorar la jornada laboral y tener más flexibilidad horaria.