Gerona Los bomberos y los Mossos d'Esquadra desenterraron y liberaron ayer a un hombre que cavó un agujero en una masía de Viladasens (Gerona) y se encadenó por la mano a un bidón dentro de un coche que enterró en el citado agujero, como medida de protesta por la instalación de una línea de alta tensión. El activista se enterró dentro del coche justo en el punto en el que Red Eléctrica tenía que empezar los trabajos para levantar una torre de alta tensión.