Cuando se cumplen seis años del accidente que causó 12 víctimas mortales y 17 heridos en la estación ferroviaria de Playa de Castelldefels, las familias redoblan la presión para demostrar la responsabilidad de Renfe y Adif en el siniestro. Sus abogados presentaron un nuevo informe pericial con datos técnicos que concluye que el diseño de la estación no cumple con la normativa de seguridad y que estas irregularidades, junto a la aglomeración por la verbena y la falta de vigilancia, contribuyeron a la tragedia.

El caso fue archivado en tres ocasiones por la vía penal, pero continúa vivo en la vía administrativa. Los representantes legales de los afectados presentaron a finales del año pasado una reclamación patrimonial contra Adif y Renfe. En esta reclamación se adjunta un nuevo informe pericial que ha detectado fallos en la dimensión de los andenes, en las salidas de emergencia, en la señalización y en la iluminación de las instalaciones.