Una mujer se enfrenta a cuatro meses y medio de cárcel acusada de un delito de abandono de familia a causa de que su hijo de 8 años acumuló 95 faltas sin justificar en un colegio del municipio de Oviedo, según informó el miércoles la Fiscalía del Principado de Asturias en la víspera de un juicio que tendrá lugar hoy, a partir de las 9.30 horas, en el Juzgado de lo penal número 1 de la capital asturiana.

El menor, nacido en 2013 y que tiene hermanos, dejó de asistir diariamente a las clases de su centro escolar de titularidad pública el día 21 de enero de 2021. El alumno de Primaria acumuló un total de 99 ausencias de clase, de las que su progenitora tan solo justificó cuatro, quedando los 95 restantes sin justificar, a pesar de que era conocedora de la obligatoriedad de escolarización del niño. Según el escrito del fiscal, fue ella quien decidió, "sin causa ni motivo alguno que lo justificase", no enviarlo a las clases, a pesar que desde el centro le advirtieron y avisaron de las consecuencias de incumplir con dicha obligación establecida por la legislación vigente.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de abandono de familia del artículo 226 del Código Penal. Y solicita que se condene a la acusada a 4 meses y 15 días de prisión e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.

En el escrito de acusación se insiste en la ausencia de justificación alguna del absentismo del menor, lo cual descartaría que se tratase de alguno de los ocho casos de absentismo escolar por el covid en los que la Fiscalía tuvo que actuar entre enero y octubre de 2021. El ministerio público recibió entonces 22 denuncias de este tipo, pero actuó en esas ocho al no dar el brazo a torcer los progenitores en su decisión de no llevar a los menores al colegio por un supuesto temor a ser contagiados por el virus.

En este caso ovetense, la madre tendrá este jueves la oportunidad de defender su inocencia sobre las acusaciones del fiscal en la vista prevista a primera hora de la mañana en Llamaquique.