Estudio sobre patrones adictivos

Redes, videojuegos y el porno usan los datos de los usuarios para engancharles y crear adicción, según la Agencia de Protección de Datos

La autoridad administrativa presenta un estudio que recopila y denuncia los patrones adictivos que usan muchos proveedores de contenidos en internet

Menores con teléfonos móviles, en una fotografía de archivo.

Menores con teléfonos móviles, en una fotografía de archivo.

Patricia Martín

La Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha presentado este martes un informe que demuestra que las redes, plataformas, aplicaciones, videojuegos o la industria del porno, en su tratamiento de los datos personales de los usuarios, incluyen “patrones adictivos” para tratar de engancharles y aumentar su tiempo de conexión.

El estudio indica que el modelo de negocio de muchas empresas en internet consiste en intentar “alargar las sesiones de los usuarios, incrementar su nivel de compromiso y la cantidad de datos personales que se recogen”. Todo ello con un fin económico: “Estos factores tienen un impacto positivo en el retorno de la inversión realizada en el desarrollo y mantenimiento de aplicaciones y servicios que teóricamente se ofrecen de forma gratuita o a un coste muy reducido”, según denuncia la investigación.

Para ello, los proveedores usan patrones de diseño “engañosos y adictivos”, que tienen impacto en los “derechos y libertades de todos los usuarios y, en particular, para el derecho a la integridad física y psíquica de la infancia y la adolescencia”. Y es que el impacto adictivo es mayor, según la AEDP, cuando se utilizan datos de personas vulnerables, como menores o adolescentes, lo que puede afectar “a su autonomía y a su derecho al desarrollo”.

Los patrones

El informe demuestra cómo los tratamientos de datos incluyen operaciones específicas “engañosas”, con el objetivo de influir en las decisiones de los usuarios, generar nuevos datos y realizar un perfilado, que permite personalizar de forma minuciosa las estrategias adictivas.

El documento clasifica los patrones adictivos en varios niveles, entre los que se incluyen los streaming y scrolling infinitos, las recompensas en los juegos, la reproducción automática, las colecciones de insignias o trofeos, la aprobación o comparación social, los mensajes de alerta, notificaciones de actividad de otros usuarios y un largo etcétera.

La presidenta de la Agencia de Protección de Datos, Mar España, ha asegurado, en la presentación del informe, que estas estrategias adictivas son “omnipresentes” en las redes, videojuegos y la industria del porno, que “saben como funciona el comportamiento humano y lo utilizan en contra de la salud”. Y ha puesto como ejemplo los proveedores de contenido pornográfico, cuyo “gran negocio”, según Mar España, “no es lo que cobran de los consumidores o adultos que suben vídeos, sino los datos de consumo sexual que se venden a las empresas de marketing”.

Las sanciones

Frente a las conductas adictivas que usan los datos personales, la AEDP va a ser muy “beligerante”, según su directora. A las acciones en España se suman los dos procedimientos abiertos sancionadores que la Comisión Europea ha abierto, por posible incumplimiento del Reglamento de Servicios Digitales, contra TikTok y Meta, también por los patrones adictivos. Asimismo, TikTok Lite ha anunciado su suspensión después de que la Comisión hiciera pública su intención de imponer medidas provisionales suspendiendo la función que recompensaba económicamente el tiempo adicional frente a la pantalla.