En una vivienda de Cuarte de Huerva fue localizado y detenido un portugués sobre el que pesaba una orden de búsqueda y captura de Interpol por, supuestamente, llevar a cabo en su país de origen delitos de explotación sexual de niños. El sospechoso, identificado como H. F. P. P. y de 37 años, tiene antecedentes por hechos similares en Zaragoza. 

El arresto de este hombre se produjo el pasado domingo sobre las 17.00 horas en un operativo conjunto entre la Brigada de Seguridad Ciudadana de la Jefatura Superior de Policía de Aragón y la Policía Local de Cuarte. Se encontraba en su casa, situada en pleno centro de la localidad zaragozana.

Tras ser identificado, los agentes pudieron confirmar las sospechas, procediendo a su arresto para la ponerlo a disposición de la Audiencia Nacional, que es la encargada de este tipo de capturas internacionales. Aunque la orden de detención de Interpol es reciente, no es la primera vez que el Cuerpo Nacional de Policía le detiene en la capital aragonesa. Cuatro víctimas en dos años diferentes. 

Violación en un hotel

En el 2019 fue arrestado tras una denuncia por una agresión sexual llevada a cabo en el interior de una habitación de hotel del barrio Universidad de la capital aragonesa. Las dos chicas, de 18 y 36 años, conocieron al sospechoso y decidieron tomarse unas consumiciones alcohólicas sin más intención por su parte, si bien al día siguiente amanecieron en el interior del establecimiento hotelero desnudas y con visibles signos de haber mantenido relaciones sexuales que ellas no habían consentido. Sobre la cama había una botella de licor vacía. 

Unos hechos que denunciaron las dos mujeres y que gracias a las cámaras de seguridad del hotel, la Policía pudo llevar a cabo una investigación que permitió arrestar a H. F. P. P.

Al año siguiente volvió a las mismas. Fue denunciado por dos chicas, en esta ocasión menores de edad. Como publicó en su día EL PERIÓDICO, todo parte de un anuncio en el portal Milanuncios.com en el que una adolescente se ofrecía como niñera, presentándose como una chica joven que le encantaba cuidar de niños, que lo hacía con sus primos y que es «un poco infantil por lo que si me dicen de jugar a cualquier cosa seré la primera en decir que sí». 

Tres hombres le contestaron, pero no como ella pensaba, sino que le ofrecieron dinero a cambio de sexo. Ella aceptó y ahora estos tres adultos fueron detenidos como supuestos autores de un delito de abuso sexual y otro de corrupción de menores. La denuncia la interpuso una hermana de la víctima que, tras enterarse de lo sucedido, acudió a la Unidad de Familia y Mujer (UFAM) de la Jefatura Superior de Policía de Aragón a dar cuenta de ello.

La menor tuvo tres encuentros con diferentes hombres y en uno de ellos, en el último, participó una amiga que, al igual que ella, necesitaba dinero. Fue el más extremo, según consta en la investigación realizada por la Policía Nacional, ya que el individuo, H. F. P. P., le mostró su interés por hacer tríos. Ella le comentó que conocía a una amiga que igual estaría dispuesta. Tras aceptarlo, ambas, de 15 y 16 años, se dirigieron a la cita a un hotel situado en el barrio de El Gancho, donde el sospechoso les ofreció alcohol. 

Los tres bebieron chupitos porque, tal y como les señaló; «le gustaba hacerlo con mujeres muy borrachas». Las dos menores reconocieron que mantuvieron relaciones completas con este hombre, quien les prometió pagar unos 500 euros, pero acabó marchándose del lugar sin pagarles nada.