Agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón procedieron a la detención de R. J. H., de 42 años de edad, como presunto responsable de varios robos con intimidación perpetrados desde el mes de enero. El Grupo de Investigación de Robos con Violencia o Intimidación tuvo conocimiento de que en la ciudad de Zaragoza se venía produciendo una sucesión de robos con intimidación en diferentes establecimientos, la mayoría de ellos a punta de un arma blanca. El nexo de todos estos hechos era el mismo modus operandi y la misma descripción física, kinésica e indumentaria, es decir, era característica la vestimenta y sus tatuajes, según informan fuentes policiales.

El primer hecho se produjo el pasado día 6 de enero en un establecimiento de venta de frutos secos El Rincón de la calle Delicias. En este caso el autor intimidó con un arma blanca a la empleada, acorralándola contra el mostrador para arrebatarle el dinero que en ese momento había en la caja registradora y salir corriendo del lugar. El autor continuó atracando varios establecimientos con la misma técnica. Aprovechaba la ausencia de clientes para entrar en el establecimiento y poder acorralar a las empleadas, siempre mujeres, para intimidarlas verbalmente con un arma blanca y hacerse con el botín.

Los agentes especializados en este tipo de robos lograron identificar al autor en uno de estos atracos. Dadas las coincidencias anteriormente mencionadas, los investigadores junto con el Letrado de la Administración de Justicia, realizaron dos registros domiciliarios en la capital aragonesa, uno en su domicilio y otro en el de su hermano, donde se localizaron las prendas que portaba en los numerosos atracos, entre otros efectos.

Detenido por atracar en establecimientos de alimentación y gasolineras POLICÍA

El detenido, que se encontraba en régimen abierto de tercer grado con control telemático a través de un dispositivo de localización, tenía la obligación de pernoctar en un concreto domicilio de esta ciudad. Era interno del centro de inserción social Las Trece Rosas de Zaragoza, donde tenía que permanecer, por orden judicial, desde las 23.00 a las 8.00 horas, según la Policía. Pero junto con la complicidad de su hermano, manipuló el dispositivo y quebrantó esta medida. Por esta manipulación, al detenido también se le imputa un delito de quebrantamiento de condena.

Tras una larga investigación y varios dispositivos de seguridad, los agentes consiguieron esclarecer el resto de hechos denunciados hasta el momento, aunque no se descartan nuevas imputaciones de hechos que están siendo investigados. Desde el pasado mes de enero, el detenido atracó seis establecimientos de venta de frutos secos y dos gasolineras, perpetrando los tres últimos robos el pasado fin de semana, reuniendo más de 2.000 euros. El detenido pasó ayer a disposición judicial, decretando su titular libertad con cargos.

Cronología de los incidentes

Todo comenzó el pasado 6 de enero, con el primero de los robos en el establecimiento de frutos secos El Rincón de la calle Delicias. Durante el mes de febrero, no ejecutó ningún movimiento, aunque desde la Jefatura Superior de Policía de Aragón informan que se están investigando posibles robos relacionados con este autor. En marzo, atracó un local de Martín Martín en la avenida Madrid; en abril, un Frutos Secos El Rincón y la gasolinera Cepsa del paseo Echegaray, y este último fin de semana, cometió sus tres últimos delitos hasta la fecha: el día 8 asaltó una pastelería Granier en el barrio de Delicias, y el día nueve optó por actuar en dos ocasiones más, El Rincón de la calle Duquesa Villahermosa y la gasolinera Shell de la avenida Cataluña.