Agentes de la Jefatura Superior de Policía de Aragón detuvieron el pasado 27 de mayo a un joven de 20 años de edad, como presunto autor de tres delitos de hurto y tan sólo unos días después fue nuevamente detenido por un delito de robo con fuerza y otro de estafa, constándole numerosos antecedentes policiales por hechos similares.

La investigación se inició el  pasado mes de mayo al tener conocimiento el Grupo de Policía Judicial de la Comisaría de distrito de San José de varias denuncias interpuestas por hurtos de varias bicicletas y patinetes eléctricos en distintos centros educativos y deportivos del barrio zaragozano. 

En concreto se denunció entre el 3 y el 11 del pasado mes de mayo, la sustracción de dos bicicletas y un patinete eléctrico dentro del recinto de un mismo centro educativo. El presunto autor cortó la valla perimetral del centro educativo para acceder y hacerse con los vehículos, que se encontraban estacionados y candados en una zona habilitada en su interior. 

Tras realizar las gestiones pertinentes, los agentes lograron identificar al responsable de estos hurtos, procediendo a su localización y detención el pasado 27 de mayo. En ese momento se le intervino una bicicleta que había sido sustraída la madrugada del 25 de mayo tras forzar un trastero del barrio de Valdespartera, siendo posteriormente puesto a disposición judicial del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia, quien tras oírlo en declaración decretó su puesta en libertad. 

Unos días después, los agentes de este grupo de Policía Judicial iniciaron nuevas pesquisas a raíz de una denuncia interpuesta el pasado 2 de junio por el propietario de un vehículo, que manifestó que al ir a recogerlo de la Calle Sarrión donde lo había dejado estacionado el día anterior, se encontró con que el  cristal de la ventanilla había sido fracturado  y que del interior le habían sustraído diversa documentación y una tarjeta bancaria a su nombre.

Al comprobar el denunciante con la correspondiente entidad bancaria si habían utilizado la tarjeta sustraída, resultó que efectivamente se habían realizado tres cargos en distintas gasolineras de Zaragoza, iniciando los agentes las investigaciones y acciones necesarias para identificar al presunto autor de los hechos, concluyendo que se trataba del mismo joven detenido días antes por los hurtos anteriormente reseñados, localizándolo y procediendo de nuevo a su detención , esta vez como presunto autor de un delito de robo con fuerza y otro de estafa.

El presunto responsable fue puesto a disposición del correspondiente Juzgado de guardia, quien decretó su puesta en libertad, con la obligación de presentarse ante la Autoridad Judicial cuando para ello sea requerido.