Efectivos de los grupos montaña de la Guardia Civil de Benasque lograron rescatar a dos escaladores de Tarrasa (Barcelona) que se habían quedado enriscados en la cara sur del Pico Abadías, en el término de Benasque (Huesca), al habérseles enganchado las cuerdas cuando rapelaban.

La intervención, de la que informa este domingo la Guardia Civil, se produjo el pasado viernes en unas condiciones meteorológicas de lluvia y nieve que dificultaron los intentos de aproximación del helicóptero a la pared donde se encontraban los escaladores, de 21 años de edad.

Desde el punto en el que el helicóptero pudo realizar un apoyo parcial, los especialistas del GREIM tenían que escalar por una zona muy técnica con gran verticalidad e inestabilidad del terreno por la presencia de nieve y rocas, para poder montar un sistema de socorro a unos sesenta metros de los escaladores.

Uno de los especialistas, rapelando a más de trescientos metros del suelo en vertical con un trabajo bastante arduo para evitar rozamientos que pudieran cortar la cuerda, consiguió llegar a los enriscados, que se encontraban ilesos pero con síntomas de agotamiento y frío, han explicado las fuentes.

Una vez asegurados, el especialista los ayudó a subir de uno hasta el punto de reunión para trasladarlos desde allí hasta la cima cima del Pico Abadías para que los recogiera el helicóptero, que tuvo que esperar a que amainara la tormenta.

A las 20:15 horas, más de seis horas después de haber recibido el aviso, la Unidad Aérea logró un complicado apoyo parcial a más de tres mil metros de altitud para recoger a los rescatados y a los especialistas y evacuarlos hasta la helisuperficie de Benasque.

Cuatro rescates más en el fin de semana

La Guardia Civil de Montaña ha rescatado este fin de semana a otras cuatro personas que practicaban deportes de aventura en varias localizaciones de los términos municipales de Panticosa y Benasque, en la provincia de Huesca.

El sábado a las 09.00 horas, se recibió un aviso por parte del responsable del refugio de Bachimaña, que comunicaba que un montañero consiguió llegar hasta esta guarida tras haber sufrido una caída y lesionarse un tobillo mientras trataba de ascender al pico Gran Facha, en el término municipal de Panticosa.

Una unidad aérea de Huesca, junto con especialistas del EREIM de Panticosa y médico 061 evacuaron al herido, un hombre de 62 años, vecino de Navarra, hasta al Hospital de Jaca.

Esa misma jornada, se recató a dos mujeres. La primera, de 29 años, vecina de Teruel, en las cercanías de la cabaña de Literola, en Benasque, quien había sufrido una caída en la que se lesionó una rodilla mientras participaba en la carrera de montaña 'Gran Maratón de Benasque'.

Después, se alcanzó a otra mujer, de 74 años y vecina de Madrid, que se había caído y tenía una posible fractura de cadera, mientras realizaba una ruta BTT entre Anciles y Benasque.

Por último, este domingo, a las 15.30 horas, se ha socorrido a un senderista que se encontraba mareado, al haberse caído mientras descendía del pico Garmo Negro, en Panticosa.

Una vez valorado por un sanitario del 061 en la helisuperficie de la citada localidad, ha regresado por sus propios medios. Se trata de un varón de 64 años, vecino de Lérida.