Las carreras ilegales han vuelto al polígono Empresarium del zaragozano barrio rural de La Cartuja. No ha pasado ni un año de la última actuación de la Guardia Civil para desmantelar una quedada de estas característica y los agentes pudieron contabilizar la participación de 1.250 personas, principalmente jóvenes, y 525 vehículos. Hay ocho investigados tanto por participar en esta actividad ilegal como por drogas, ya que les hallaron marihuana y cocaína.

La Comandancia de la Guardia Civil de Zaragoza había recibido informaciones de la realización de reuniones masivas de personas y vehículos durante los últimos meses, encargando al Equipo de Seguridad Ciudadana del instituto armado en Casetas que diera con el lugar en el que estaban celebrándose las carreras ilegales. Fruto de estas investigaciones, a las 23.00 horas del pasado viernes, iniciaron una operación dirigida tanto al control del cumplimiento de las medidas sanitarias adoptadas por la actual crisis sanitaria, como a los vehículos que pudieran acudir a un polígono industrial del barrio zaragozano de La Cartuja. 

Sobre las 00.30 horas ya del sábado, los agentes observaron una llegada masiva de personas y vehículos, comprobando como los asistentes se situaban en los bordillos de las aceras de una de las calles, haciendo grupos y animando a los conductores para que realizaran aceleraciones y derrapajes, llegando, en ocasiones, a tener que desplazarse rápidamente para no ser arrollados. Igualmente se comprobó cómo diferentes furgonetas, que trasladaban a personal a sus puestos de trabajo, tenían que realizar maniobras evasivas para evitar colisionar con los vehículos que se desplazaban a gran velocidad, realizando carreras en paralelo.

Carreras ilegales en el polígono Empresarium GUARDIA CIVIL

Ante estos hechos la Guardia Civil desplegó un amplio dispositivo de cierre y control de la zona en el que participaron agentes de Seguridad Ciudadana de la Compañía de la Guardia Civil de Casetas, Núcleo de Reserva de la Guardia Civil de Zaragoza y Grupo de Reserva y Seguridad (GRS-5). Estos llegaron a contabilizar medio millar de vehículos y más de mil personas, identificando a varios de los conductores implicados. Por estos hechos 8 hombres de edades comprendidas entre los 19 y 32 años, han sido investigados como supuestos autores de un delito contra la seguridad vial. La operación sigue abierta, no descartándose la investigación de más personas implicadas en los hechos.