La Policía Nacional ha realizado una oleada de detenciones de ladrones en la Playa de Palma en los últimos diez días. En este tiempo, una decena de delincuentes fueron sorprendidos in fraganti cuando robaban los efectos a los turistas. La mayoría de estos objetos pudieron ser recuperados y devueltos a sus legítimos propietarios.

La actuación policial se concentró entre los días 17 y 27 de julio. Efectivos del Grupo Operativo de Respuesta (GOR) de la Policía Nacional capitalizaron estas intervenciones, junto con otros efectivos de la Brigada de Seguridad Ciudadana, enmarcadas dentro de la Operación Verano.

Los ladrones actuaban cuando las víctimas dejaban sus efectos en la arena para darse un baño en la playa

Así, sobre las tres y media de la madrugada del pasado 17 de julio, los agentes detuvieron a dos jóvenes de 20 y de 22 años de origen marroquí. Ambos fueron sorprendidos in fraganti cuando sustraían los efectos a los turistas que se estaban bañando en la playa. Al verse descubiertos, los delincuentes arrojaron al suelo varios teléfonos móviles, dinero y una cartera, que acababan de sustraer. Todos estos efectos fueron devueltos por los agentes a sus legítimos propietarios, 

Sobre las dos de la madrugada del día siguiente, un menor de edad fue detenido por un presunto delito de hurto. El ladrón robó los efectos a dos turistas cuando se bañaban en el mar. Estos habían dejado sus efectos personales sobre la arena.

En la madrugada del pasado 20 de julio, agentes observaron cómo un sujeto se acercaba a las pertenencias que habían dejado los turistas cuando se daban un baño. El hombre se apoderó de un bolso. Los policías detuvieron a un joven argelino de 24 años. Al recuperar los efectos, hallaron un móvil de gama alta y dinero.

Una guardia civil fuera de servicio alertó a un turista de que le habían robado la riñonera mientras le entretenían

Sobre las 23.40 horas del 21 de julio, una agente de la Guardia Civil libre de servicio observó cómo dos hombres entretenían a un hombre sentado en el muro de separación de la playa y del paseo. Ambos le sustrajeron la riñonera al descuido a la víctima y la funcionario le avisó. Al percatarse, el turista corrió tras ellos  Los policías detuvieron a dos jóvenes argelinos, de 24 y 20 años. Uno había sido detenido tres veces en una semana.

Vigilancia

Sobre las tres de la madrugada del 22 de julio, los agentes sorprendieron a dos ladrones, un español de 30 años y un marroquí de 22, que robaban a turistas dormidos. Los agentes recuperaron el móvil y dinero que acababan de sustraer. Finalmente, sobre la 1.40 horas de ayer, dos jóvenes argelinos, de 20 y 21 años, fueron detenidos tras robar los efectos a los turistas que estaban en la playa. Uno vigilaba y el otro robaba.