Un ciudadano francés de 66 años falleció este viernes tras sufrir una caída de 50 metros en un paraje entre el Collado Palas y el Collado Lavedan, en Sallent de Gallego (Huesca), donde se encontraba con un grupo organizado cuyos componentes, otras once personas de la misma nacionalidad, fueron evacuados por la Guardia Civil por encontrarse conmocionados.

La central 062 de la Guardia Civil de Huesca recibió el aviso a las 14.00 horas de ayer informando de que esta persona había caído y colisionado con rocas que le habían provocado politraumatismos por todo el cuerpo.

Los especialistas del EREIM de Panticosa, la Unidad Aérea de Huesca y el enfermero del 061 desplazados al lugar certificaron lesiones incompatibles con la vida y, mediante un ciclo de grúa, evacuaron al fallecido y al enfermero del 061 y los trasladaron al helipuerto de Panticosa, informa la Guardia Civil de Huesca.

El guía profesional del grupo organizado comunicó al equipo de rescate que el resto de componentes estaba conmocionado tras lo sucedido y que no los podía bajar andando a un refugio, por lo que se decidió evacuar a estas 11 personas en helicóptero dado que no estaban en condiciones físicas y mentales y además eran de elevada edad y el terreno era complicado de andar por la existencia de roca suelta.

Fueron evacuados uno a uno hasta el lugar en el que se encontraba el helicóptero que, en tres viajes, trasladó ileso a todo el grupo al helipuerto de Panticosa. El cuerpo del fallecido fue trasladado por los servicios funerarios al Hospital de Jaca.

La Guardia Civil efectúa la evacuación de los montañeros. GUARDIA CIVIL