Kiosco

Caso Abierto - El Periódico de Aragón

SUCESOS EN ARAGÓN

El juez que investiga una violación grupal de los DDP lo convierte en sumario para no cerrar el caso

El magistrado incoa la causa como sumario para seguir investigando

Detención de los sospechosos. POLICÍA NACIONAL

El análisis de los móviles intervenidos a los miembros del coro de Zaragoza de los Dominican Don’t Play (DDP) permitió descubrir que varios de ellos podrían haber cometido una violación grupal. Los vídeos señalaron a ocho jóvenes, aunque la investigación no está siendo fácil, tal y como reconoció el juez instructor, por la falta de colaboración de la víctima. Pese a ello, el magistrado titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Zaragoza quiere agotar todas las vías y acaba de incoar sumario.

En su auto afirma que ve «oportuno hacerlo para averiguar y hacer constar la perpetración del delito, las circunstancias que puedan influir en su calificación y la culpabilidad de las personas responsables, asegurando así su disponibilidad a resultas de esta causa y las responsabilidades pecuniarias que se deriven». Observan que los ocho jóvenes, entre los que estaría su líder, Steven Guarionex Vasquez Montero, podrían ser responsables de los delitos de amenazas, agresión sexual y delitos contra la libertad sexual.

Según el atestado policial que publicó EL PERIÓDICO DE ARAGÓN, la chica de 21 años coincidió con los investigados en el parque de La Granja, territorio DDP, el 26 de junio de 2020. Conocía al cabecilla, aceptando irse a un piso ubicado en el número 50 de la calle de Antonio Maura donde se produjo, supuestamente, la violación. En las imágenes se observa a una mujer en actitud sumisa que puede revelar que ha consumido alcohol o sustancias estupefacientes o psicotrópicas, mientras era rodeada por hombres.

En las diferentes grabaciones se ve también como uno de los presentes se masturba mientras otro se acerca a la mujer con los pantalones bajados, así como otro participante al que la chica realiza una felación. El calvario de la joven acabó cuando sus agresores se cansaron y la echaron desorientada y desnuda a la calle. Una viandante llamó al 091 y pidió una ambulancia. La víctima acabó ingresada en la unidad de Psiquiatría del hospital Royo Villanova, donde pasó una semana y media. 

Compartir el artículo

stats