Kiosco

Caso Abierto - El Periódico de Aragón

TRIBUNALES

Absuelto el policía local de Mallén (Zaragoza) acusado de retorcerle la muñeca a una conductora

El agente afrontaba dos años de cárcel

Multa.

Llevaba 35 años con un expediente limpio como miembro de la Policía Local y cuando le quedaban unos pocos meses para jubilarse se vio sentado en el banquillo por, supuestamente, retorcerle la muñeca a una conductora a la que fue a ponerle una multa. Dos años de prisión afrontaba, pero la Audiencia Provincial de Zaragoza acaba de considerar que debe ser absuelto y tan claro lo han tenido los magistrados que han decidido deducir un delito de falso testimonio contra el testigo que aportó la denunciante.

Como hechos probados afirman que de la prueba acreditada quedó acreditado que sobre las 13.30 horas del 28 de abril del 2018, en la plaza España de Mallén, se encontraba el acusado poniendo multas a los vehículos que se encontraban mal aparcados, observando que el turismo de la denunciante se encontraba en esa situación, por lo que sacó su libreta, para coger los datos con la finalidad de poner la multa correspondiente. En ese momento, su propietaria llegó, y al ver la situación, reaccionó con fuertes gritos y aspavientos, negándose a los requerimientos del acusado de entregar su documentación, profiriendo insultos contra el mismo, en su calidad de agente de la autoridad, y diciendo que tenía que ir a su trabajo, por lo que se introdujo en su vehículo, con la puerta del otro lado del conductor abierta.

 «No ha quedado acreditado, al ser las versiones de ambas partes contradictorias y la de los testigos, que el acusado introdujera medio cuerpo dentro del vehículo con la finalidad de que la mujer no se fuera quitándole las llaves del vehículo, al no querer entregarle su documentación, y que, agarrándole la muñeca izquierda, se la retorciera cuando ella intentaba desprenderse y salir del vehículo. Tampoco que este la aplastara contra el mismo», afirman los magistrados que dan la razón al abogado defensor del agente, el penalista José Luis Melguizo. Afirma el tribunal que la denunciante tardó un día en ir al médico, siendo reconocida y constando en el informe que presentaba dolor en el área extensora del antebrazo izquierdo con signos inflamatorios locales, edema, en el área dorsolateral interna antebrazo izquierdo, y que las lesiones se consideran de pronóstico leve. Algo muy diferente dijo que «le habían retorcido la muñeca y que el médico no quiso recogerlo, que tenía dolor en las muñecas. Una argumentación que los magistrados califican de «absurdo», porque «si no consta nada de las muñecas, sería porque no lo dijo».

Valoran especialmente la declaración del otro policía local que vio los hechos y de dos vecinas anónimas del municipio, quienes aseguraron que «el acusado no zarandeó, ni agarró a la denunciante, ni la empujó contra el coche, que el acusado estaba tranquilo, que ella estaba muy alterada». Muy diferente fue la versión del testigo de la denunciante y que el abogado de la defensa pidió que se le imputara por mentir y que los jueces han coincidido en lo mismo. 

Compartir el artículo

stats