Kiosco

Caso Abierto - El Periódico de Aragón

TRIBUNALES

El TSJA estudia si el juicio por el crimen del Badoo debe repetirse

Los dos condenados a 34 años de cárcel piden anular el veredicto

Dulce Ángel, una de las asesinas del Badoo. JAIME GALINDO

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) estudia los recursos de los dos condenados en el conocido como crimen del Badoo, en el que murió enterrado vivo un informático vasco en Pedrola al que habían engatusado en la red social que dio nombre al caso, quienes solicitan la repetición de la vista oral.

Mohammed Achraf, a través de la abogada Carmen Sánchez Herrero, volvió a alegar que un fallo en la grabación de una de las sesiones del juicio. Ya lo intentó ante la Audiencia de Zaragoza, pero esta lo rechazó.

El nueva defensa de la otra condenada, Hedangeline Candy Arrieta, el letrado Juan Manuel Martín Calvente entregó una carta escrita desde la cárcel por esta joven en la que, tal y como adelantó EL PERIÓDICO DE ARAGÓN, se erigió como víctima del abogado que la representó. La única opción existente para intentar invalidad un veredicto que para la Fiscalía y la abogada de la familia de la víctima, Estefanía Rojo, consideran que no cabe reproche ni a la sentencia ni al veredicto del jurado, quienes destacaron la brutalidad del asesinato.

En dicha misiva afirma que su anterior defensa «estaba pagada» por su compañero de banquillo, Mohamed Achraf, «siendo así condicionada mi defensa al beneficio de este y poniendo en contra de mí todo argumento por mi parte». «En fechas de celebración del juicio yo estaba bajo amenazas por parte de Mohamed, lo cual hace que mis declaraciones no pudieran ser claras y entendibles debido al temor y miedo de que arremetiese contra mi familia o hacia mí», señala.

La sentencia que quieren echar ambos atrás les conllevó una condena de 34 años de cárcel por asesinar, torturar y robar a José Antonio Delgado. La acusada fue trasladada hace unos días a la cárcel de Brieva en Ávila, desde la que siguió ayer la vista por videoconferencia al igual que él, pero desde Zuera.

Independientemente de que este juicio fuera anulado, la joven venezolana que se hacía llamar Dulce Ángel para cazar hombres tiene una condena de 12 años y medio por el mismo modus operandi con respecto a un vecino de La Almunia de Doña Godina. Asimismo, tiene pendiente una sentencia por secuestrar, robar y torturar a un vecino de Tudela que viajó a Luceni para lo que creía iba a ser una relación sexual. Por este asunto la Fiscalía propuso condenas de 12 años y nueve meses. La acusación particular, que ejercieron los letrados José Cabrejas y Cristina Gracia, solicitó penas de 15 años de cárcel. 

Compartir el artículo

stats