El Ayuntamiento de Teruel ha dado el visto bueno al proyecto de urbanización de la calle Menas de San Julián cuyas obras están valoradas en 308.811,99 euros IVA incluido. El documento fue aprobado por unanimidad en la comisión de Infraestructuras celebrada este miércoles.

La actuación incluye la inyección de lechadas de cemento para consolidar las zonas con problemas de impermeabilidad e inestabilidad, la renovación total de las redes de servicios y la demolición y reconstrucción de los pavimentos de calzada y acera así como de las escaleras del entorno.

Concretamente, se contempla la consolidación e impermeabilización del terreno mediante inyecciones de lechada de cemento resistente a sulfatos realizando 69 perforaciones de 100/125 mm de diámetro y 6 m de profundidad media, en la zona superior de la calle. También se consolidarán los ejes de apoyo de la escalera que comunica las zonas superior e inferior de esta calle, la zona de la cimentación del muro de contención de la escalera 3 y cuatro puntos en la calle inferior.

Se procederá a la demolición completa de los pavimentos de calzada y aceras, que se sustituirán por una plataforma única que mejore la accesibilidad. Respecto a las escaleras, la que se encuentre entre las calles Rosario, el Pilar y San Ramón, de un ancho medio de 5,70 m, formada por 18 peldaños y un descanso de 1,20 m, se ejecutará estructuralmente mediante una losa armada de 20 cm de canto apoyada sobre dos vigas longitudinales de 50 cm de ancho por 40 cm de canto, apoyando éstas sobre el terreno. La escalera que se encuentra entre las calles Rosario y el Pilar, de un ancho medio de 4,19 m, formada por 20 peldaños en tres tramos con dos descansos de 1,20 m y 3.03 m, se ejecutará estructuralmente como la anterior. La escalera que comunica la calle Menas de San Julián con la calle Rosario incluye los muros de contención y estará formada por tres tramos de 1,40 m de ancho. Esta escalera contendrá a su vez jardineras donde se prevé la plantación de césped y de dos árboles Sorbus Aucuparia (Azarollo). La escalera que comunica la zona superior con la inferior de la calle Menas de San Julián, de un ancho medio de 3,90 m, formada por 30 peldaños en tres tramos, un descanso de 1,20 m y una meseta de 3,85 m, se ejecutará estructuralmente como la escalera primera. Todas las escaleras dispondrán de barandillas y pasamanos, pintados con una mano de imprimación anticorrosión y otra de acabado de esmalte.

En la zona superior de la calle se ha previsto demoler parte del muro de fábrica de bloque adyacente a la ladera por su mal estado y su posterior reconstrucción así como el refuerzo en algunos tramos. También se renovarán totalmente las redes de distribución de agua y saneamiento, así como la obra civil necesaria para el soterramiento de los cruces aéreos y de las redes aéreas longitudinales de los servicios eléctricos y de telefonía que discurren por las fachadas.

En cuanto a los pavimentos en la calle Menas de San Julián al ser muy estrecha y proponerse la solución de una plataforma única, se ejecutará con bordillo prefabricado de hormigón de 8x20 cm, colocado enterrado a ras de pavimento con la función de delimitar las aceras de la calzada, y el pavimento y la base de las aceras será mediante una losa de hormigón armado HA-25 de 22 cm de espesor en la calzada y de 15 cm en las aceras. 

Las aceras y las zonas de descanso se pavimentarán con adoquín prefabricado de hormigón tipo losa, mientras que los peldaños de las escaleras se formarán con piezas de hormigón bicapa con bisel y acabado veteado Travertino de 40x15 cm de sección.

Por último, se repondrá la señalización horizontal formada por la línea amarilla de prohibición de aparcamiento. El plazo de ejecución, una vez adjudicadas las obras, es de cinco meses.