Una niña de 5 años permanece en estado muy grave en el hospital La Fe de Valencia, después de que se haya precipitado desde un tercer piso en una urbanización de la localidad turolense de Alcalá de la Selva. Los padres se encontraban en el interior del domicilio en el momento del siniestro.

Los bomberos del Parque de Teruel de la Diputación Provincial de Teruel (DPT) recibieron el aviso en torno a las 8.30 horas de este sábado. Les señalaron que se encontraba en una zona de difícil acceso por lo que se han desplazado dos dotaciones con dos vehículos y un total de cuatro bomberos y un oficial. La menor había caído en un patio interior.

La primera en atender a la accidentada ha sido una vecina de la urbanización que es médico, si bien luego ha sido asistida por sanitarios del 061. Los bomberos han colaborado en la estabilización de la menor y su traslado en helicóptero del 112 al centro hospitalario valenciano, ciudad en la que trabajan los padres de la menor.

También ha participado en la atención del siniestro la Guardia Civil que abierto diligencias para determinar las circunstancias en las que ha ocurrido el suceso.