La nueva ordenanza de vehículos de movilidad personal (VMP) entrará en vigor este miércoles en Teruel, tras su publicación en el Boletín Oficial de la provincia, una vez transcurridos quince días hábiles de su aprobación en el pleno ordinario del pasado 25 de febrero. Tras las modificaciones a nivel nacional del reglamento, por el que se ha reducido la velocidad en vías urbanas a 30 kilómetros, esta ordenanza municipal regula aspectos para la seguridad de los ciudadanos. Su elaboración incluyó un proceso participativo.

Los conductores de los VMP, en su mayoría patinetes, resultan especialmente vulnerables en caso de accidente, por ello, la nueva ordenanza contempla la obligación de utilizar chaleco reflectante así como de dotar al vehículo de luces y timbre.

También se recomienda la contratación de un seguro de responsabilidad civil frente a terceros y se impone a los conductores del resto de vehículos la necesidad de respetar la distancia mínima de seguridad para evitar colisiones.

El uso del casco es obligatorio por la normativa estatal, y también por esta no pueden circular por travesías. En el caso de Teruel supone que tienen prohibido hacerlo en ambos sentidos por toda la avenida Sagunto, que tiene esa consideración, desde la entrada por Dinópolis hasta la finalización del viaducto nuevo.

«Desde el ayuntamiento confiamos en la responsabilidad de los conductores para cumplir las medidas de la nueva ordenanza, que sobre todo va destinada a que la circulación se realice con seguridad para todos los usuarios», aseguró este lunes la concejal de Policía Local, Ana Oliván. El cuerpo llevará a cabo una labor informativa a todos aquellos que no cumplan la ordenanza, ya que contempla multas de 100 euros para las infracciones leves y de 200 euros para las graves.

Infracciones

Entre las leves se incluyen no llevar luces, no portar chaleco reflectante o llevar colgado en el manillar bolsas, mochilas o similares, entre otras; y graves, no respetar los conductores de otros vehículos la distancia mínima de seguridad respecto a los VMP; estacionarlos obstaculizando el tránsito peatonal o de vehículos, o dificultando la funcionalidad del mobiliario urbano o deteriorando su estado; conducirlo sin haber cumplido los 16 años de edad; no llevar el timbre instalado y en condiciones de uso; no llevar puesto un casco homologado o conducir por carril bici en acera superando la velocidad de 10 kilómetros por hora, entre otras.