La iglesia de San Pedro de Teruel ha celebrado esta semana la colocación de la imagen de San Sebastián en su retablo mayor, tras ser restaurada para lucir en todo su esplendor, acción que ha permitido completar uno de los mejores retablos renacentistas de Aragón, atribuido a la escuela de Gabriel Yoly.

Así lo ha explicado la Delegación de Medios de Comunicación Social de la Diócesis de Teruel y Albarracín, que ha subrayado que la colocación de esta pieza se ha realizado este jueves, 19 de mayo, y ha constituido un "momento histórico" para el templo.

Las citadas fuentes han recordado que esta obra se perdió después de 1974, pues una fotografía de ese año la recoge aún en su lugar, y apareció en los almacenes del Museo de Arte Sacro de Teruel.

La catedrática de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza, Carmen Morte, ha destacado que se ha recuperado un patrimonio "que sabemos de dónde es" y que se puede colocar en un lugar "especialmente singular" dentro del retablo mayor de San Pedro, cuya belleza se ha realzado este jueves con un espectáculo de luz y sonido, que ha acompañado a la colocación de esta obra.