Kiosco

El Periódico de Aragón

UN SÍMBOLO DE TERUEL

La caída del Torico de Teruel: la restauración cuestiona que sea el auténtico

La escultura no es de bronce sino de una aleación férrica utilizada en el siglo XX

Así quedó el torico. EP

La caída y rotura del Torico de Teruel ha abierto más interrogantes que certezas en torno al principal símbolo de la capital mudéjar. El informe de restauración de la escultura pone en cuestión que la pieza que corona la céntrica plaza de la ciudad desde 1855 sea la auténtica. La sospecha, que deberá certificarse en un estudio más en profundidad, ha saltado tras confirmarse que la figura no era de bronce, como se pensaba hasta ahora e indican los archivos municipales, sino de una aleación de hierro que a priori no existía hace un siglo y medio, lo que lleva a pensar que se trata de una réplica o falsificación.

La sorpresa es mayúscula y abre un nuevo episodio en el serial generado en torno a este emblema turolense tras los graves daños sufridos el pasado domingo que, según la alcaldesa, Emma Buj, se debe a «un cúmulo de circunstancias» ya que se ha constatado que la columna que sostiene la escultura estaba en mal estado y que las piezas de hierro que se encargan de centrar y equilibrar sus tramos estaban «deterioradas».

El monumento se desplomó sobre las 7:00 horas cuando los técnicos municipales retiraban las 23 sogas ancladas con una argolla a la parte alta de columna que sostiene la escultura, una intervención que se realizó con motivo del Congreso Nacional del Toro de Cuerda y que fue el detonante del accidente, confirmó la regidora. «La rotura se produce por el mal estado de la estructura y por el desmontaje de las cuerdas», confirmó.

Ahora, la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón está estudiando si procede abrir un expediente sancionador por lo ocurrido.

La oposición pide responsabilidades políticas

La alcaldesa de Teruel, Enma Buj (PP), presentó ayer a los portavoces de los grupos municipales los informes que ha elaborado el ayuntamiento sobre el derrumbe del Torico y los trabajos de montaje y desmontaje de las sogas que pudieron originar el desplome. La regidora insistió en la idea de que lo ocurrido no se debe a «una sola causa sino por un cúmulo de circunstancias».

Sus explicaciones no convencen al PSOE, que pidió su dimisión por la «negligencia» en los «graves hechos ocurridos», ni al resto de grupos de la oposición que han presentado una moción al pleno exigiéndole responsabilidades políticas por lo sucedido. 

Buj admitió que se ha utilizado la columna en «exceso» desde hace años pecando de «confianza» y rechazó que deba asumir responsabilidades por lo sucedido.

El Gobierno local ha ordenado restaurar la columna de piedra con una propuesta que ha enviado a la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón, que «se ha comprometido a contestar a la mayor brevedad», y a partir de la respuesta la columna se podrá recolocar en su emplazamiento en cuatro o cinco días. Se asegurará con fibra de vidrio para garantizar su estabilidad y se rehabilitará no solo la parte externa, sino también la interna «para que nunca vuelva a suceder». Sobre el Torico, Buj anunció que se instalará uno de bronce, «gemelo» del anterior, y servirá para colocar el pañuelico de las fiestas patronales del Teruel

Respecto al origen del Torico, un informe elaborado por una restauradora del Instituto de Patrimonio Cultural de España apunta a que podría tratarse de una réplica ya que el material utilizado «es propio del periodo industrial del siglo XX», algo que ahora tendrá que confirmarse en un estudio más detallado y concienzudo.

El supuesto de que no sea el original cobra fuerza si se tiene en cuenta que las cuatro pequeñas cabezas de toro que tiene la fuente sobre la que asienta la escultura sí son de bronce. «No son afirmaciones, son posibilidades», destacó la alcaldesa, que ha solicitado que se realice un estudio «en profundidad» y «con mimo» tras el «elemento de duda» que ha surgido en el análisis de la restauradora. «Vamos a buscar certezas para determinar de qué década es», puntualizó Buj tras la junta de portavoces celebrada con los grupos de la oposición.

Así que ahora mismo todo está en el aire, incluso si habrá puesto del Pañuelo porque el ayuntamiento está a la espera de que Patrimonio autorice la restauración propuesta y su posterior colocación.

Compartir el artículo

stats