INFRAESTRUCTURAS EN LA CAPITAL TUROLENSE

Teruel licita el ascensor que conectará el barrio del Carmen con el centro de la ciudad

Las obras de construcción ascienden a un importe superior a los 2,7 millones de euros

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, y el redactor del proyecto.

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, y el redactor del proyecto. / AYUNTAMIENTO DE TERUEL

El Periódico de Aragón

El Periódico de Aragón

El Ayuntamiento de Teruel ha licitado las obras de construcción de un acceso mecánico para conectar el barrio del Carmen con el centro histórico por un importe de 2.767.709,52 euros. La actuación será financiada a través de un convenio con el Gobierno de Aragón en el marco de un programa financiado por la Unión Europea con fondos NextGeneration y dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la Economía, que gestiona el Gobierno de Aragón, por un importe de 1.833.252,96 euros (el IVA de esta cantidad lo aportarán al 50% el Ayuntamiento de Teruel y el Gobierno de Aragón), y 750.000 euros cofinanciados al 50% por la Unión Europea, a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), y enmarcada en el Programa Operativo Plurirregional de España 2014-2020 que gestiona el Ayuntamiento de Teruel, como beneficiario de un proyecto EDUSI. Las empresas interesadas pueden presentar sus ofertas hasta el 27 de marzo. El plazo de ejecución de la obra es de 12 meses, una vez adjudicada y firmada el acta de replanteo.

El nuevo ascensor salvará un desnivel de 31 metros y conectará el barrio del Carmen con la Plaza del Seminario, favoreciendo la movilidad peatonal en la ciudad. La alcaldesa de la capital, Emma Buj, se ha mostrado muy satisfecha por haber cumplido un compromiso más con la ciudadanía y ha recordado que se trata de un proyecto muy complejo por su ubicación que ha requerido un acuerdo con el obispado para la cesión gratuita del derecho real de superficie en la zona afectada por el ascensor.

“Es un compromiso que yo tenía con la ciudad de Teruel, especialmente con el barrio del Carmen, pero es un ascensor que servirá a todos los turolenses”, indicaba, remarcando que esta nueva infraestructura unirá aún más a los vecinos de la capital “con esa zona verde de esparcimiento en que se han convertido las riberas del río Turia”. Buj añadía que este ascensor también contribuirá a aumentar las rutas turísticas en la ciudad, incorporando la zona de la iglesia de los Franciscanos y su entorno “que es de una gran belleza”, así como la propia Andaquilla.

“Después de mucho tiempo y trabajo, hoy esta infraestructura se convierte en realidad”, afirmaba, recordando que se encargó un estudio con distintas opciones de accesos mecánicos, y entre las tres propuestas se consensuó con los vecinos la más adecuada, habiendo unanimidad con la elegida tras las consultas a la Comisión Provincial de Patrimonio. “A partir de ahí se inició el proceso para redactar el proyecto, que era complejo porque el ascensor salva 31 metros entre dos barrios y además afecta a una zona con un gran componente patrimonial como es la Andaquilla. También requería llegar a acuerdos con el obispado, por lo que ha sido un proceso largo pero que hemos llevado a un buen ritmo y además hemos conseguido la financiación al completo”, explicaba, concluyendo que “trabajo hecho, compromiso cumplido y objetivo conseguido: el ascensor del barrio del Carmen está hoy en licitación, hasta el 27 de marzo a las 14:30 horas”.

La zona de actuación es el tramo de la ladera limitada inferiormente por la intersección de la calle Bajo los Arcos con la cuesta de la Andaquilla y superiormente por la explanada existente entre la Biblioteca Pública y el Seminario Conciliar, en la Plaza del Seminario. El ascensor constará de dos cabinas independientes que salven el desnivel existente. Las principales actuaciones consistirán en la excavación y contención de las galerías vertical y horizontal necesarias para ubicar la estructura que contenga los ascensores y permita el acceso a los mismos desde el nivel inferior, así como la estructura vertical exenta y la pasarela que conecte con el nivel superior. Las cabinas tendrán una capacidad para, al menos, ocho personas cada una, y las zonas de embarque y desembarque serán debidamente urbanizadas.